Nota Informativa derivada de la última resolución Tribunal Supremo sobre Cláusulas Suelo

Nota Informativa derivada de la última resolución Tribunal Supremo sobre Cláusulas Suelo

El Tribunal Supremo ha resuelto en su Auto de REVISIÓN 7 / 2017 de fecha de 4 de Abril de 2017, que aquellas personas que tengan una Sentencia Firme de nulidad de las cláusulas suelo insertas en sus contratos de préstamo hipotecario y a su vez dicha Sentencia, se haya otorgado el efecto retroactivo desde fecha de 9 de Mayo de 2013, NO PODRÁN SOLICITAR LA REVISION DE LA SENTENCIA mediante el procedimiento establecido en nuestra Ley de Enjuiciamiento Civil, dado que dicho procedimiento es un procedimiento directo ante el Tribunal Supremo Sala de lo Civil previsto en los Artlos. 509 y concordantes de la citada Ley.
 
 Los requisitos de acceso a esta REVISIÓN DE SENTENCIAS FIRMES, son muy tasados y quien ha intentado entrar lo ha hecho manifestado que la Sentencia del TJUE de 21 de Diciembre de 2017 "ES UN DOCUMENTO DECISIVO", cuando ya el Tribunal Supremo con anterioridad, en Sentencias previas, se había pronunciado al respecto manifestando que NO lo eran (es decir, que no eran DOCUMENTOS DECISIVOS que pudieran tener trascendencia necesaria para la revisión de una Sentencia Firme, todo ello lógicamente en consolidación del principio de la "cosa juzgada"). Tampoco se cuenta con ninguna Sentencia del TEDH (Tribunal Europeo de Derechos Humanos) que determine que la situación generada por la Sentencia del TJUE de 21 de Diciembre de 2017 haya supuesto una vulneración de los Derechos humanos por parte de los órganos jurisdiccionales nacionales.
 
Conclusión. COMO RESULTA LÓGICO EL TRIBUNAL SUPREMO RECHAZA QUE POR LA VÍA DE LA REVISIÓN DE SENTENCIAS FIRMES SE PUEDA RECUPERAR LA RETROACTIVIDAD TOTAL. Lo que ocurre es que la trascendencia de la información salida en prensa da la sensación que nadie que pretenda reclamar lo atrasado y no otorgado en Sentencia FIRME pueda hacerlo.
 
Cuestión diferente es lo siguiente y que nada tiene que ver con lo que ha salido publicado en prensa, y QUE EN NINGÚN CASO ESTA VETADO POR EL TRIBUNAL SUPREMO. Lo que NO VETA EL TRIBUNAL SUPREMO, ES PRESENTAR UN NUEVO PROCEDIMIENTO JUDICIAL DE RECLAMACIÓN DE CANTIDAD,  en función de la doctrina jurisprudencial existente en su momento y que fue revocada por la importante y ya citada Sentencia del TJUE de 21 de Diciembre de 2016. POR TANTO LA PRESENTACION DE UN NUEVO PROCEDIMIENTO JUDICIAL NO SUPONE IDENTIDAD NI IMPLICA CONTINUIDAD POR LA VÍA DE LA REVISIÓN DE SENTENCIAS FIRMES AL SER DOS CUESTIONES JURÍDICAMENTE TOTALMENTE DIFERENTES.
 
Por tanto, las posibilidades de reclamación por la vía de este nuevo procedimiento SIGUEN INTACTAS Y NO HAN SIDO VETADAS POR EL TRIBUNAL SUPREMO, EL CUAL RESUELVE SOBRE UN PROCESO COMPLETAMENTE INDEPENDIENTE Y DIFERENTE AL QUE NUESTRA FIRMA GESTIONA.